GABINETE Zona Almagro

Av Corrientes y Av Medrano
Caba Ar

Modalidad Reserva Anticipada
deucalio@gmail.com

Lunes a Sabados






* utilizo de material descartable (cubrecamilla individual, etc)













Email Newsletter Subscription Box

miércoles, marzo 14, 2012

El Pequeño Libro de Sabiduría del Dalai Lama



Al tomar conciencia de los grandes inconvenientes de nuestro instinto rapaz hacia la permanencia, debemos oponernos a él y ser conscientes constantemente de la muerte, a fin de estar motivados para emprender la práctica del dharma más en serio.
La importancia de la conciencia de la muerte no debe limitarse al único estadio inicial. Es esencial en todas las etapas del camino: al principio, al medio y también al final.
El espíritu que concibe la auténtica existencia es extremadamente activo, poderoso y astuto.
Gracias a una práctica sincera, los practicantes de la religión pueden alcanzar la paz y volverse más disciplinados, civilizados y mejores. Con ello hacen el bien, y bastantes de ellos rinden un gran servicio a la humanidad

Si no nos interesamos más de cerca por lo que llamamos "el presente", o por el año, el mes, el día, la hora, el minuto, el segundo, no los comprenderemos.
Justo un segundo antes del presente se encontraba el pasado; un segundo después, ya es futuro. Por lo tanto, el presente no existe. Y si no hay presente, entonces es difícil hablar de pasado y futuro

Sólo las personas a las que conocemos y que nos crean problemas nos proporcionan verdaderamente la ocasión de practicar la tolerancia y la paciencia.
Nuestros enemigos, o más ampliamente, todos aquellos que no nos quieren, merecen pues en realidad el mayor de los respetos, y debemos considerarlos como nuestros profesores más preciados

Para quien quiere experimentar una compasión auténtica, hay que entrenase antes que nada en permanecer sereno.
Esto es muy importante, ya que sin el agudo sentido de la serenidad ante todas las cosas, las sensaciones que uno experimenta hacia los demás son necesariamente parciales

La concepción de un niño necesita un contexto moral y una actitud mental muy particulares.
Según la opinión de los científicos, cuando el niño está todavía en el útero de su madre, la tranquilidad de espíritu de esta última tiene un efecto muy positivo sobre el futuro bebé.
Por el contrario, si el estado mental de la madre es negativo (si está frustrada, por ejemplo, o molesta) las repercusiones serán perjudiciales para el desarrollo sano del niño