GABINETE Zona Almagro

Av Corrientes y Av Medrano
Caba Ar

Reserva
Minimo Dia Anterior
(Eventualm Consultar Disponibilidad)

Lunes Miercoles Jueves Sabado

Mañana 0800 - 1300 hs
Tarde 1300 - 2000 hs

Aranceles
-60min
50min , 75min
Express
45min , 30min

-Off 10% de 1100 a 1430 hs
60min



* utilizo de material descartable (cubrecamilla individual, etc)













Email Newsletter Subscription Box

martes, marzo 20, 2012

El Pequeño Libro de Sabiduría del Dalai Lama



Nuestras sensaciones de descontento, de tristeza o de pérdida de esperanzas, de hecho están estrechamente ligadas a numerosos fenómenos.
Si uno no se coloca en la perspectiva correcta, es posible que la menor cosa, o bien todo lo que nos rodea, provoque en nosotros un sentimiento de frustración
Cuanto mayor y más fuerte sea nuestro altruismo hacia los seres sensibles, más valerosos nos volvemos.
Cuanto mayor sea nuestro valor, menos inclinados hacia el desánimo y la pérdida de esperanza nos sentiremos

Si dudamos, si tenemos miedo y nos falta confianza en nosotros mismos, entonces desarrollaremos una actitud pesimista. Tal es la verdadera fuente del fracaso.
En efecto, una actitud semejante nos impide realizar cualquier cosa, incluso alguna cosa que podríamos hacer fácilmente de otro modo.
Por el contrario, si alguna cosa es difícil de poner en práctica, pero damos pruebas de una decisión inquebrantable, seguramente la conseguiremos

No existen causas extrañas a nuestra propia felicidad. En realidad, ésta depende de un gran número de factores. Es decir: si queremos tener una vida más feliz en el futuro, hay que cuidar mucho todo aquello con lo que estamos en relación.

Cuando nuestras competencias humanas se canalizan en la dirección adecuada, motivadas por una actitud adecuada, se consiguen cosas maravillosas. Porque el valor de la vida humana es inestimable.
Desde un punto de vista puramente espiritual, a partir de una vida humana podemos desarrollar distintos tipos de perspicacia y de realización.
Sólo el espíritu humano es capaz de producir amor infinito y compasión

Una vez adquirida la convicción de que la vida, en tanto que ser humano libre y feliz, es rara y preciosa, deberíamos considerar que eso no es permanente. Aunque la vida humana tenga una capacidad semejante, es efímera, no dura.
Según los textos, deberíamos meditar sobre tres temas fundamentales: la certeza de la muerte, la incertidumbre del momento en que ésta se producirá, y el hecho de que en ese instante sólo las realizaciones espirituales del individuo podrán ser una ayuda auténtica