GABINETE Zona Almagro

Av Corrientes y Av Medrano
Caba Ar

Modalidad Reserva Anticipada
deucalio@gmail.com

Lunes a Sabados






* utilizo de material descartable (cubrecamilla individual, etc)













Email Newsletter Subscription Box

sábado, marzo 03, 2012

SIGNOS Y SINTOMAS DE LA KUNDALINI



Muchas personas cuya Kundalini se activó inesperadamente, NO SABEN LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO, y la ignorancia social prevaleciente respecto a este proceso transformador multidimensional hace que sea difícil encontrar alguien que practique la medicina convencional o las medicinas alternativas o consejeros espirituales que reconozcan los síntomas, especialmente cuando son fuertemente físicos. 

Muchos saben que la Kundalini ascendente abre de golpe portales de toda suerte de paisajes místicos, paranormales y mágicos, pero pocos se dan cuenta de que puede impactar dramáticamente al cuerpo. Un gran número de nuestros suscriptores a los viejos boletines de Transformación Compartida reportaban largos períodos de enfermedades extrañas, así como radicales cambios mentales, emocionales, interpersonales, psíquicos, espirituales y de su modo de vida. Una y otra vez oímos relatos de visitas frustrantes, a veces desesperadas, a doctores, sanadores, consejeros, etc., que no comprendían ni eran capaces de ayudar con la miríada de dolores y problemas catalizados por una Kundalini enfurecida. 
Las siguientes son manifestaciones comunes de la Kundalini elevada: 
- Torceduras musculares, calambres o espasmos. 
- Erupciones de energía o de inmensa electricidad que circulan por el cuerpo. 
- Comezón, vibración, pinchazos, estremecimientos, aguijoneo o sensaciones de arrastrarse. 
- Intenso calor o frío 
- Movimientos corporales involuntarios (ocurren más seguido durante la meditación, el descanso o el sueño): espasmos, temblores, sacudimientos, sentir que una fuerza interna nos empuja haciéndonos adoptar posturas o mover nuestro cuerpo de formas inusuales. Puede ser diagnosticado como epilepsia, síndrome de piernas inquietas o trastorno periódico del movimiento de los miembros. 
- Alteración en los patrones de ingesta y sueño 
- Episodios de hiperactividad extrema o, por el contrario, fatiga abrumadora (algunas víctimas del síndrome de fatiga crónica están experimentando el despertar de la Kundalini) 
- Deseos sexuales intensificados o disminuidos. 
- Dolores de cabeza, presiones dentro del cráneo. 
- Palpitaciones, Dolores en el pecho. 
- Problemas del sistema digestivo. 
- Adormecimiento o dolor en los miembros (especialmente el pie y pierna izquierdos). 
- Dolores y bloqueos en cualquier parte, muchas veces en la espalda y cuello (muchos casos de s índrome de Marinesco Sjogren, un trastorno genético muy raro caracterizado por ataxia (problemas de equilibrio y coordinación) , están relacionados con la Kundalini. 
- Estallidos emocionales; rápidos cambios de humor; episodios aparentemente no provocados o excesivos de pena, miedo, cólera, depresión. 
- Vocalizaciones espontáneas (incluyendo la risa y el llanto) son tan inintencionales e incontrolables como el hipo. 
- Oír un sonido o sonidos internos, clásicamente descritos como de flauta, tambor, cascada, canto de pájaros, zumbido de abejas, que también pueden sonar como rugidos, silbidos o ruidos atronadores o como zumbido en los oídos. 
- Confusión mental, dificultad para concentrarse 
- Estados alterados de consciencia: consciencia más clara; estados espontáneos de trance; experiencias místicas (si el sistema de creencias anterior de la persona es amenazado en demasía por ellas, pueden conducir a rachas de psicosis o fatuidad.) 
- Calor, actividad extraña y/o sensaciones de deleite en la cabeza, especialmente en la zona de la coronilla. 
- Extasis, bienaventuranza e intervalos de tremenda dicha, amor, paz y compasión. 
- Experiencias psíquicas; percepción extrasensorial; experiencias fuera del cuerpo recuerdos de vidas pasadas; viaje astral; consciencia directa de auras y chakras, contacto con guías espirituales mediante voces interiores, sueños o visiones; poderes de curación. 
- Aumento de la creatividad: nuevos intereses en la auto-expresión y la comunicación espiritual mediante la música, el arte, la poesía, etc. 
- Comprensión y sensibilidad intensificadas: comprensión de la propia esencia; mayor comprensión de las verdades espirituales; consciencia exquisita del propio entorno (incluyendo las “vibraciones” de los demás.) 
- Experiencias de iluminación: conocimiento directo de una realidad más expansiva; conciencia trascendente. 

Algunas personas nos han contado que el concepto de “Kundalini” les resulta ajeno y prefieren simplemente llamar a esto su “despertar”, lo que nos parece bien. Pero a la mayoría de las personas que se ponen en contacto con nosotros, la explicación de la Kundalini les brinda un importante marco de referencia con el que pueden aceptar y trabajar sus experiencias. Cada uno de nosotros tiene un modo único de interpretar, honrar y describir nuestra sabiduría espiritual. No creo que haya un solo modo correcto de saber o expresar la verdad. Creo que es mucho más importante tener un corazón abierto y tener fe en nuestro propio sendero, dondequiera que nos lleve. 

También nos preguntaron por qué no ponemos más énfasis en la unión con lo divino y la realización divina, que están mucho más conectados con el despertar espiritual. Ya que cada uno experimenta e interpreta sus experiencias místicas de manera diferente y muy personal, para asegurarnos que nadie se sienta excluido, sólo hablamos de “consciencia despierta” o “estados trascendentes” , personas de diversas creencias religiosas son bienvenidas (y lo HACEN) a contar las experiencias de este tipo que hayan tenido. Algunas hablan de Dios, Cristo, la Diosa, el Sagrado Uno, el Espíritu, o simplemente de un magnífico TODO del que todos formamos parte. 

Asimismo, para algunas personas, las realizaciones espirituales profundas no suceden hasta meses o años después de las otras señales y síntomas. Las personas que tienen experiencias de obvia naturaleza espiritual generalmente están más dispuestas a integrarse y beneficiarse del proceso, sin que importe cómo lo rotulen. Pero los que experimentan lo que parece ser una enfermedad o fenómenos físicos extraños, muchas veces se alarman hasta que comprenden que no están ni enfermos ni locos. E incluso la iluminación y las hermosas experiencias pueden ser tan poderosas que la gente duda de su salud mental.